Vuelve la fantasía de Elie Saab a la New York Bridal Week 2019

Hace unos días que han finalizado oficialmente las Fashion Weeks y, con ellas, el mes más importante para el mundo de la moda. Pero la industria no puede permitirse ni un solo parón y, mientras las firmas se recuperan de estas semanas de locura total, llega el turno de aquellas especializadas en bodas de presentar sus propuestas para la temporada de primavera/verano 2019 en la New York Bridal Week, la pasarela de novias más importante del mundo, que ya ha dado comienzo. Y no podíamos empezar a hablar de ella de una mejor forma que con la colección presentada por Elie Saab para el otoño del próximo año.

Está claro que si hay alguien en el mercado capaz de convertir la palabra fantasía en vestido, ese es Elie Saab; el maestro de la opulencia, pero también de la delicadeza y los detalles cuidados. Y si esto queda claro en cada una de las piezas que presenta en toda semana de la moda, en el tema novia no podía ser (ni mucho) menos.

Año tras año, el diseñador consigue crear vestidos que parecen totalmente sacados de un cuento de hadas, siguiendo todos ese estilo romántico y generalmente clásico que tanto caracteriza a sus patrones, pero sin caer en una dinámica de diseños repetitivos, prestando exquisita atención a los detalles. De una forma u de otra, Saab siempre sorprende y fascina a partes iguales, demostrando que, muchas veces, la clave se encuentra en las cosas más pequeñas.

En este caso, la firma ha dado un paso más con respecto a la colección anteriormente presentada, primavera 2019, dejando un poco atrás el volumen y el exceso, y apostando por siluetas en las que se ha jugado con las simetrías y las transparencias. Eso sí, no han faltado salpicaduras de aquellos rasgos más distintivos en un diseño de Saab, como son los encajes, los adornos o las cinturas marcadas, muchas de ellas por medio de cinturones.

De todos ellos, debemos destacar un conjunto de minivestido y capa, por la nueva etapa creativa que esto acaba de marcar en la trayectoria de Elie Saab al tratarse del primer vestido de novia corto. Las líneas aparentemente simples de este vestido se vieron contrarrestada por la capa, en la cual no faltaron los destellos propios de este taller.

Sin embargo, aunque esta pieza captó una parte importante de la atención, la joya de la corona dentro de esta nueva colección fue un vestido de manga larga con hombros descubiertos y escote redondo, acompañado de un fino encaje.

Una vez más, el brillante equipo de Elie Saab une moda y fantasía en una colección nupcial en la que cualquier persona podría encontrar la pieza perfecta que ayudase a hacer de su día un sueño.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com