¿Usas gafas? Este maquillaje es para ti.

Si estás leyendo este artículo puede ser por dos motivos: mera curiosidad o, probablemente, que sufras muchísimo al tener que maquillarte diariamente y tener como complemento obligatorio unas gafas, like me.

Sí, es todo un fastidio el compaginar un buen maquillaje con un par de gafas, pero no es imposible. Por ello, os traigo un maquillaje paso a paso con algunos truquitos para sacarle el máximo partido a este accesorio.

Base de maquillaje y corrector

Es muy importante que el lienzo en el que vamos a trabajar esté lo más perfeccionado posible, ya que si no conseguimos esta perfección, la apariencia que conseguiremos al usar gafas es la de una persona algo desaliñada, y no creo que sea el resultado que queramos conseguir. Por ello, dedica unos minutos a corregir el rostro con una buena base de maquillaje (no tiene porqué ser muy, muy cubriente. Algo ligero también serviría) y retoca esas pequeñas imperfecciones y las ojeras con corrector. IMPORTANTE: Usa un corrector más clarito para la zona de la ojera y conseguirás iluminar esa zona. Así, evitarás sombras indeseadas.

Para finalizar, pulveriza un  poco de setting spray que fije lo que acabamos de poner y ayude a que el roce de las gafas con nuestra piel no acorte la duración de los productos aplicados.

Bronceador, colorete e iluminador

Vamos a darle un poco de forma a nuestro rostro con estos tres productos. Bronceador en el contorno de nuestras mejillas y nariz, sienes y un poquito en la mandíbula para afinar rasgos, colorete en las “manzanitas” de las mejillas e iluminador en el punto más alto de los pómulos y en la puntita de la nariz. CONSEJITO: Personalmente, recomiendo que tanto el bronceador como el colorete tengan un acabado mate para este tipo de maquillajes y que la luz la déis ayudándoos del iluminador. Las gafas de por sí ya van a dar volumen y quizás sea una mejor alternativa que seais vosotrxs mismxs lxs que juguéis con los volúmenes del rostro.

Cejas

Por favor, ¡maquillad las cejas! Sé que para muchas personas esta técnica la asocian con personas de más edad, pero no. Es un grave error no maquillarse las cejas y su no realización está considerada como un “maquillaje no acabado”.

Hay muchas alternativas que se adaptan a las necesidades de lxs consumidores y que harán que terminéis sintiéndoos cómodxs. Lo que más recomiendo para un maquillaje con gafas es que se use un fijador con color. Obviamente, no sólo va a fijar los pelitos de nuestra ceja, sino que también va a darles un poquito de color que ayudará a enmarcar nuestros ojos y a que no se camuflen tan fácilmente bajo la montura de las gafas.

Ojos

Hay que tener muy claro que lo más importante para maquillar los ojos se basará en resaltarlos, y es necesario conocer algunas técnicas para no quedarnos en el intento.

En primer lugar, aplicaremos una sombra de color piel en el párpado móvil que servirá como base para difuminar las siguientes que pongamos encima.

Después, con un color topo (marrón clarito que tire un poquito a grisáceo), marcaremos la cuenca del ojo, pero importante, lo haremos unos milímetros por encima de la banana. Esto ayudará a que se nos vean unos ojos más grandes y resultones.

Tras esto, pasaremos a iluminar el hueso de la ceja con una sombra vainilla (recomiendo que sea mate) y el lagrimal, usando un color blanco con un poco de shimmer. Al igual que antes, la ilusión óptica que conseguiremos es la de un ojo más alargado y, sinceramente, creo que ese toque de brilli-brilli, como diría La Vecina Rubia, queda fantástico.

Para finalizar, un buen eyeliner negro y máscara de pestañas. Considero que este paso es muy importante para terminar de destacar los ojos, por lo que recomiendo invertir en un buen eyeliner y en un rímel que deje unas pestañas muy voluminosas.

Labios

Sin lugar a dudas, el punto positivo que le veo a maquillarse usando gafas es que podemos usar el color que más nos guste en los labios. Como podéis ver, el maquillaje que hemos realizado es bastante neutro, por lo que nos permite jugar con el labial. Como buena amante de los rojos amarronados, tengo que apoyar este color, pero estoy segura de que un color nude también quedaría genial con este look. 

 

Y… ¡FIN! Os aseguro que es un maquillaje muy resultón y que queda fantástico para cualquier ocasión. Por supuesto, apostando por otros colores de sombras de ojos y labiales, conseguiremos un maquillaje totalmente diferente, por lo que contamos con miles de opciones. Al menos, os he enseñado la técnica para sacar el máximo partido. 😉

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com