Una vez más, la Reina Letizia apuesta por lo seguro y acierta en el día de la Constitución

Durante la mañana del día de ayer, como parte del Día de la Constitución Española, tuvo lugar en el Congreso de los Diputados el acto conmemorativo de la misma, uno de los últimos y más importantes actos presididos por la Familia Real en el calendario anual de festejos.

Tras acudir a lo largo de los últimos meses a distintos eventos organizados con motivo del 40 aniversario de la Constitución, los Reyes, acompañados por sus dos hijas y sus predecesores, han asistido a la recepción anual organizada por las Cortes Generales, justo después de visitar el Auditorio Nacional para presenciar el estreno de la sinfonía Carta Magna.

Nos resulta imposible no prestar cierta atención a la princesa Leonor y a la infanta, y a su evolución estilística en sus cada vez más frecuentes actos públicos pero, en esta ocasión, todas nuestras miradas se han dirigido hacia la  misma persona: Letizia.

La Reina deja claro, una vez más, cuál es su tipología de vestido por excelencia, especialmente en este 2018. Siguiendo el estilo fino, correcto y elegante que tanto la caracteriza, Doña Letizia optó por un vestido rojo de corte midi, falda lápiz, ceñido en la zona de la cintura, con manga larga y escote redondo, firmado por Carolina Herrera, diseñadora recurrente en el armario de la Reina.

Es probable que te suene, y es que no es la primera (ni la segunda) vez que luce este diseño. La Reina lo estrenó el pasado septiembre en el primer viaje oficial de la princesa Leonor al Principado de Asturias, y repitió el mismo estilismo durante un viaje a Roma, en la ceremonia del Día Mundial de la alimentación celebrada el 15 de octubre. Tras estas dos apariciones, culminó la trayectoria de este simbólico vestido en este importante evento.

No sabemos si se ha tratado de una mera coincidencia pero, a pesar de que el rojo se trata de una apuesta muy habitual en sus apariciones, todo apunta a que, esta vez, la elección del color estaba premeditada. Nos parece un acierto total haber seleccionado uno de los colores de la bandera nacional en una fecha tan señalada dentro del calendario de actos dedicados a la Historia de España.

Tampoco podemos estar más de acuerdo con que de nuevas oportunidades a prendas que ya ha lucido en ocasiones previas, a pesar del alto nivel de exigencia que el público le impone al tratarse de una de las figuras más representativas de nuestro país a nivel internacional.

En cuanto al resto del look, Letizia ha optado por unos tacones tipo stiletto en color nude, un bolso sobre de ante y unos pendientes pertenecientes a Doña Sofía, la Reina emérita, compuestos por un pájaro sobre un círculo de rubíes.

Así, una vez más, Letizia ha cumplido de una forma elegante y correcta con el protocolo propio de esta tipología de actos, yendo a lo seguro con el corte (y el color) que, sin duda alguna, más le favorece.  

 

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com