Piel seca, deshidratada, con brillos… ¡Stop! Aprende a cuidarla durante este verano.

En la encuesta que realicé para saber qué artículo queríais leer esta semana, muchos de vosotros decidisteis que redactara este y, no es de extrañar: todo el mundo quiere saber cómo lucir una piel perfecta durante el verano, esa época en la que la mostramos más que nunca.

Pero no creo que sea conveniente daros consejos generales sin ton ni son, por lo que vamos a dividir el artículo en dos partes: rostro y cuerpo. Cada uno tiene sus necesidades específicas y por ello, hay que usar productos especializados para el tipo de piel que tengamos, el área que queramos tratar y el problema que queramos solucionar.

ROSTRO

Piel grasa, con brillos…

Este es el problema más típico que muchos nos encontramos cuando llega el verano: nuestra piel, que hasta ahora la teníamos controlada, cambia por completo y con la sudoración, el cloro y el calor, se convierte en una piel grasa, con brillos en la zona T que, difícilmente, podemos controlar.

En anteriores artículos ya os hablé de la importancia de tener una buena rutina facial para tener una piel bonita y saludable, por lo que es de esperar que os vuelva a decir lo mismo… HAY QUE TENER UNA RUTINA FACIAL, SÍ O SÍ.

Sé perfectamente que da una pereza tremenda el tener que seguir una serie de pasos cada mañana y cada noche para, en un futuro, conseguir esa piel deseada, pero de verdad, no recomendaría nada si yo misma no lo hubiera probado y supiera de primera mano que ESTO ES REAL. Y sí, con el verano la pereza aumenta, pero por esa misma razón voy a recomendaros unos productos con los que en un periquete, limpiaréis vuestra piel y controlaréis esos brillitos indeseados.

– Primero, usaremos este limpiador para eliminar todas las impurezas y la suciedad que nuestra piel haya ido acumulando durante la noche o durante el día (dependiendo de cuándo estéis usándolo).

– Después, aplicaréis un tónico para balancear el PH natural de nuestra piel, refrescar el rostro y calmar la “agresividad” del limpiador.

– Y por último, aplicaréis una crema hidratante/matificante para controlar el exceso de grasita de la piel.

Manchas del sol, despigmentación, pecas…

¿A quién no le ha pasado esto? Cuando era más pequeña, siempre tenía manchas blanquecinas en los mofletes por no proteger bien la piel del rostro y pasarme los días enteros en la piscina, bajo el sol. De hecho, una de esas manchitas se me ha quedado en la zona de la barbilla y en esta época es cuando más se me nota al estar morena.

Además, con la exposición al sol, las pecas también se multiplican y, aunque se lleve tanto el “falsear” las pecas con maquillaje, a las que somos pecosas nos da mucha rabia tenerlas multiplicadas por mil.

Es muy fácil prevenir estas despigmentaciones o, en su contrario, pigmentaciones: USANDO CREMAS CON FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR. Sí, así de fácil.

Actualmente, encontramos en el mercado multitud de cremas solares indicadas para cada tipo de piel, con distintos acabados o incluso, con cobertura de maquillaje.

Personalmente, recomiendo las cremas Oil-Free, ya que no nos aportarán más brillos ni grasa y también ayudarán a matificar nuestro rostro. Y por supuesto, 50+ para el factor de protección.

A continuación, os dejo mis favoritas:

Pero puede ser que, al igual que yo, ya tengáis esas manchas y lo que queréis es combatirlas… BIO OIL es vuestra solución. Os prometo que no hay mejor producto para disimularlas o eliminarlas completamente (si somos constantes) que este producto y, no sólo elimina manchas, sino cicatrices, estrías y cualquier otro daño en la piel, como quemaduras.

CUERPO

Piel seca, deshidratada…

Si antes hablábamos de que, en verano, la piel del rostro acumula brillitos y grasa, en nuestro cuerpo ocurre totalmente lo contrario: se vuelve muy seca, se despelleja, está tirante, áspera… Todo esto se debe a numerosos factores, como el cloro de la piscina, la sal de la playa, tomar el sol, la depilación con cuchilla…

Pero, para nuestra suerte, podemos ponerle solución a esto.

– Es muy importante que, en nuestro cuerpo, también usemos cremas solares y no sigamos esos mitos de que “al usar crema con factor de protección solar, no nos ponemos morenitos” porque es TOTALMENTE MENTIRA y es más probable que nos afecte a la salud. Por ello, cremita del 30 o del 50 (dependiendo de si nuestra piel ya está morenita o no) y reaplicación siempre que salgamos del agua.

– Cuando lleguemos a casa y nos duchemos, debemos hidratarla al máximo. ¿El mejor producto para ello? AFTERSUN, y el de toda la vida es una maravilla. Y si unido a eso, usamos algún hidratante bajo la ducha que son tan fáciles y cómodos de aplicar, mejor que mejor.

– Por último, os gusta lucir unas piernas bronceadas y suaves, lo mejor que podéis hacer es usar una crema iluminadora en ellas. Sí, como lo oyes, hay cremas que contienen partículas iluminadoras que, junto al bronceado, quedan unas piernas de infarto. Mi producto favorito para ello es este de aquí:

Y hasta aquí el artículo de hoy. Espero que os haya gustado y que os sea de gran ayuda. Podéis seguir a Hoy Magazine en Instagram, Facebook y Twitter y dejadnos los comentarios que queráis con las dudas que tengáis. Un beso enorme y hasta la próxima.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com