¡Llego tarde! Maquillaje en cinco minutos para verse ideal

Septiembre se ha convertido en el nuevo “enero”. Un mes cargado de propósitos, metas y objetivos a conseguir que nos motivan para que la vuelta al trabajo o a clase sea menos dura, pero… La realidad es otra.

Despertarse y conseguir levantarse de la cama puede llegar a ser algo complicado sin que remoloneemos un poquito entre las sábanas en los primeros días de vuelta a la rutina, hasta que miramos el reloj y todo son prisas por no llegar tarde. Y… ¡Oh, oh! ¿Cómo voy a presentarme en el trabajo tras mis fabulosas vacaciones con estas ojeras?

Chicas y chicos, tranquilos, porque tengo el secreto para que en CINCO MINUTOS pasemos de parecer que hemos estado en un campo de batalla a parecer que hemos estado en la Riviera Maya.

ROSTRO

Tres productos necesitaremos para conseguir una piel PERFECTA en tan sólo dos minutos: corrector, bronceador e iluminador.

CORRECTOR

En primer lugar, aplicaremos el corrector en aquellas zonas que queramos disimular, como en marcas de granitos, rojeces o zona de las ojeras. Es importante que, para esta ocasión, el corrector sea del mismo tono que nuestra piel, ya que si usamos uno más clarito, será muy probable que se note creando parches en la cara.

Ayudándonos del dedo lo difuminaremos a la perfección, hasta conseguir “eliminar” las imperfecciones que tengamos.

BRONCEADOR

Con una brocha gordita y con un bronceador en polvo, definiremos las facciones de nuestro rostro, aportaremos color a las mejillas y broncearemos ligeramente la cara.

El truco estará en aplicarlo en zonas estratégicas como en el hueso del pómulo, pero subiéndolo a las mejillas, en las sienes y en la mandíbula para obtener ese tono tostado que el sol nos deja cuando nos broncea. Es recomendable que el bronceador que vayáis a usar tenga un subtono grisáceo.

ILUMINADOR

Con el iluminador, terminaremos de maquillarnos la piel. Daremos unos toquecitos en lo alto de los pómulos, en la puntita de la nariz y debajo del hueso de la ceja para conseguir un aspecto saludable, de piel hidratada y mucha jugosidad. Podéis hacerlo con una brocha para que se difumine mejor en la piel, pero si tenéis prisa, preparad vuestros dedos porque va a ser la mejor herramienta.

OJOS

En realizar los pasos anteriores habremos tardado unos dos minutos, por lo que nos quedarán tres minutos para acabar con esta rutina. Estos tres productos serán los que necesites: sombra de ojos en crema, rímel y fijador de cejas.

SOMBRA EN CREMA

La mejor opción para maquillar los párpados cuando no tenemos tiempo es usar sombras en crema. Son cremosas, fáciles de aplicar y muy duraderas y, dependiendo de la marca, podemos encontrar colores muy bonitos y especiales.

Mi recomendación es que tengáis una sombra en crema en un tono bronce metalizado, ya que al ser un tono oscurito pero iluminado, parecerá que hemos invertido tiempo en la elaboración del maquillaje, cuando no.

MÁSCARA DE PESTAÑAS

Si tuviera que quedarme con tan solo un producto para maquillarme durante lo que me queda de vida, elegiría la máscara de pestañas. Es evidente que se nota muchísimo cuando llevamos las pestañas maquilladas y cuando no, ya que con unas pasadas agrandamos los ojos dándole volumen y longitud a las pestañas y despierta muchísimo la mirada.

Elige una que sea muy negra y voluminizadora. Hazme caso, se notará la diferencia.

CEJAS

La diferencia de llevar las cejas arregladas o no es brutal. Enmarcan la mirada y dan mucha personalidad al rostro, por lo que invertir en un fijador de cejas en gel no te costará nada. Este formato es más fácil de aplicar que un lápiz o una pomada, por lo que en tan sólo veinte segundos y ayudándote del cepillito que viene incorporado, tendrás unas cejas divinas. ¡Pruébalo!

 

Y… ¡RIIIIIIIIIING! ¡Tiempo!

 Los labios no los he incluido porque soy partidaria de usar un bálsamo y, si me apetece tenerlos maquillados, hacerlo en la universidad o en la oficina con más calma, estando ya allí.

Como podeis comprobar, en seis pasos hemos conseguido hacer una rutina de maquillaje. Estos seis productos (más un par de brochas y piceles) los tengo metidos en un neceser para que, en caso de urgencia, poder usarlos deprisa. Os dejo la idea. 😉

Espero que, con cronómetro, probéis si esta rutina se cumple en el tiempo fijado o no y, como siempre digo, podéis contactar con nosotros a través de nuestras redes sociales. Un beso enorme y feliz fin de semana.

 

 

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com