Hugo Boss presenta su versión más personal del athleisure en la New York Fashion Week Men´s

Tras la Mercedes-Benz Fashion Week en Madrid, le toca el turno a la gran manzana. Nueva york despliega la pasarela para presentar las nuevas colecciones en su Semana de la Moda Masculina.

Uno de los desfiles más esperados era el de Hugo Boss, y como viene siendo la tónica temporada tras temporada, la casa alemana no defraudó.

Para el próximo Otoño/Invierno 2018, la firma fusiona su icónica sastrería con la moda deportiva y presenta una interpretación única del athleisure. Tras haber celebrado sus últimos desfiles en Nueva York, la marca se inspira en la ciudad, sus imágenes, sus iconos y sus deportes.

La temporada trae una silueta completamente nueva, al hilo de la corriente athleisure que atraviesa el centro de la colección. El toque atlético aparece por ejemplo en tops oversize combinados con pantalones entallados de sutil acabado crop. Los elementos acolchados adquieren un papel destacado, con voluminosas prendas plumíferas de abrigo y pantalones forrados en piel extrasuave y tejidos de lana y cashmere.

La sastrería adopta un giro deportivo, gracias a nuevas combinaciones como una serie de prendas de sastrería reinventadas a partir de remaches amarillos a contraste, como la camisa beisbolera al estilo Boss. Los pantalones sastre impecablemente construidos y acabados con cinturilla con cordón y puños de canalé ofrecen, de nuevo, un despliegue de confección experta dotada de un cierto aire atlético. Hay nítidos estampados de rayas, que destacan en varias prendas, en una intersección del mundo del deporte y la sastrería.

El bordado más elaborado demuestra la devoción por el trabajo artesanal y confiere una variación lujosa de la temática deportiva. Parches con el logotipo de la marca, recortados con precisión y realizados en lana y cashmere de la mejor calidad, lucen bateadores y pitchers junto a las iniciales de Hugo Boss, y aparecen cosidos tanto en chaquetas beisboleras como en suéteres.

Las capas oversize constituyen la parte de arriba por excelencia, y vienen en tejidos técnicos de nailon o en lana combinada con cashmere, bordados a mano con motivos del mundo del béisbol.

El elemento distintivo de Boss, el traje de doble botonadura, aparece en el desfile en forma de largos capotes de cashmere en lana suave y estructurada, mientras que las chaquetas sastre en nailon elástico aportan un nuevo toque técnico a la emblemática confección de la marca.

Los accesorios complementan el nuevo look en el que los estilos sastre tradicionales vienen al encuentro del mundo del deporte. Las piezas en tejidos nailon sirven para reinterpretar las botas de piel propias de la confección formal, al tiempo que las mochilas se reinventan con lujosa piel, sin olvidar el clásico gorro de lana.

La gama cromática es propia de la sastrería clásica, con tonalidades gris, azul y marrón; además de blanco roto, gris marengo o azul marino oscuro  pero ha sido subrayada con toques de amarillo vivo para obtener una dimensión deportiva.

Translate »
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com