¿Hacerse un buen eyeliner? Técnicas para conseguirlo.

Sabemos que el paso más difícil cuando nos maquillamos es el de delinearnos correctamente los ojos y la tarea puede volverse más complicada cuando, después de un borrón tras otro, nos conformamos con lo que salga.

Por ello, cumpliendo con vuestras peticiones, os voy a enseñar unos trucos para que os salga un eyeliner de diez.

Lo primero y lo más importante es conocer el tamaño y la proporción de los ojos y las cejas. Sí, sé que suena raro, pero si no sabemos estas medidas, no sabremos qué tipo de delineado será el que nos favorezca. Para ello, con esta proporción veremos si el tamaño de nuestra ceja coincide con los siguientes puntos del ojo:

  • Con una brocha o un bolígrafo, haremos una línea recta imaginaria que pase desde la aleta de la nariz hasta el lagrimal. En esa línea deberá situarse el comienzo de la ceja.
  • De la misma forma, llevaremos el mango de la brocha desde la aleta de la nariz hasta el centro de nuestro iris. Ahí deberá situarse el punto más alto de la ceja, la curva (siempre y cuando no tengamos las cejas rectas).
  • El final de la ceja lo marcará el extremo final del ojo, comenzando la línea en el mismo punto de partida que anteriormente, indicando también si tenemos unas cejas perfectamente equilibradas con los ojos.

Una vez hecho esto, tenemos que ver si el espacio que queda entre el extremo final del ojo y el extremo final de la ceja es amplio o no. De esta forma sabremos si tendremos el espacio suficiente para realizarnos un delineado largo y gatuno o más bien, uno sutil y delgadito.

En segundo lugar, vamos a recurrir al truco más conocido por todos para delinearse los ojos: un trozo de celo o fiso de extremo a extremo. ATENCIÓN: Antes de pegarlo en la piel, quitad un poco la adherencia con los dedos, que no queremos daños, por favor.

Este truco es muy antiguo y efectivo, pero nosotras vamos a usarlo solamente para aprender desde dónde a dónde debe ir nuestro delineado y practicar con él hasta que nos salga perfecto por cuenta propia, sin ayuda de nada.

Colocaremos el trocito de fiso tal y como veis en las imágenes, marcando la línea que seguirá el rabillo del delineado, pero ojo, podemos mover el fiso en la dirección que queramos, ya que la forma de nuestro ojo también influirá. Por lo general, un delineado se realiza de forma ascendente, pero esto irá al gusto de cada una.

Una vez colocado, cogeremos el eyeliner con el que más cómoda nos sintamos y con el que mejor nos apañemos, pero con esta guía podéis tener asegurado un delineado perfecto. Yo os voy a enseñar mis dos métodos favoritos, que además, los considero los más sencillos: el delineado con sombra de ojos negra y con eyeliner líquido.

  1. DELINEADO CON SOMBRA DE OJOS: Para realizarlo, necesitaremos un pincel biselado, es decir, con el corte angulado que veis en la fotografía. Este pincel es de Real Techniques y os prometo que es una maravilla. Con él, cogeremos sombra de ojos y directamente, realizaremos el rabillo, pasando por encima del fiso. Con la imagen podréis entender mucho mejor lo que estoy diciendo.

Para finalizarlo, marcaremos la línea de pestañas, cogiendo un poquito más de sombra si fuera necesario.

Tened en cuenta que el grosor lo marcará la cantidad de pelitos que tenga el pincel y la presión que vosotras mismas realicéis, así que tened muy presente esto para conseguir el delineado deseado.

Como podéis ver, al quitar el fiso, queda un delineado recto, puntiagudo y sin un mal trazo. Con esta técnica aprenderemos la dirección del rabillo y el grosor que mejor nos sienta. Una vez sepamos cuál es nuestro eyeliner ideal, pasaremos a practicar sin el fiso.

   2. DELINEADO CON EYELINER LÍQUIDO: Sin lugar a dudas, el mejor eyeliner para que SIEMPRE os salga una línea perfecta y puntiaguda es el Perfect Slim by Superliner de L’oreal (os dejaré el link directo a Primor para que os hagáis con él). Lo descubrí gracias a una amiga y desde entonces, no sé vivir sin él.

Con la práctica que hemos adquirido anteriormente con el fiso, ahora sabremos perfectamente cómo realizar el delineado y con la punta tan delgada que tiene este eyeliner, será muy difícil equivocarnos. En las imagénes vemos que, básicamente, se realiza de la misma forma, sólo que será mucho más sencillo repasar con el delineador la línea de pestañas para ya tener lo más sencillo hecho.

Podéis ver que no tiene más misterio. Nada de línea de puntitos, relleno de forma… No. Básico, sencillo y fácil. Aunque, pensándolo bien, mejor que todas las complicaciones de la vida sean estas, ¿no?

En las redes sociales podéis dejadnos vuestros comentarios. Practicad mucho, mucho, que estoy segura de que esto será pan comido para vosotras. ¡Muack!

 

Link al eyeliner mencionado: https://www.primor.eu/l-oreal-color/31689-super-liner-perfect-slim.html

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com